DESAPEGO

Por Juan Fco

En mi historia he aprendido algo muy importante conforme pasan los tiempos, he sido bendecido con el hecho de estar en una posición que muchas veces he visto como la vida nace a este mundo, y también he sido bendecido con la oportunidad de ver Morir a muchos otros. He podido ver nacer a muchas generaciones, y me ha tocado despedir tambien a muchas otras, incluyendo mis seres queridos y los papás de muchos de los que son mis amigos y en esos dos momentos se decirte que las almas engendramos a este mundo material y de la misma forma partimos finalmente Solos. Se que lo que diré es una ironía, pero así es. Entramos a este mundo rodeado de humanos, los papas que esperán al nuevo niño, los médicos en este mundo moderno o las parteras en un mundo mas tradicional, y cuando morimos muchas veces estamos rodeados por persoanl médico y si somos bendecidos por nuestros seres queridos, y eso que no te he hablado de os seres que nos rodean y que no podemos ver, porque si te puedo decir mi hermano que jamás estamos solos en este mundo, siempre siempre siempre estamos acompañados.

En la sala de partos están muchos ángeles si pudiera describirlos así esperando y dando la bienvenida, y en el lecho de muerte, también hay muchos seres acompañando, algunos de luz, otros de luz pero no de la mas alta vibración, eso depende de nuestra historia en ese momento.

Mas sin embargo, en uno y en otro caso, al final de cuentas las batalla que inicia o termina en este plano es simplemente nuestra, solo de nosotros de nadie mas, y conforme vamos caminando nos vamos encontrando que vamos formando apegos a las personas, a las cosas a los lugares, hasta que, en las condiciones mas fuertes y mas intensas, les cedemos una parte de nuestra alma, oh si mi hermano, eso solemos hacer muchas veces, nos vamos fragmentando poco a poco, como lo hizol Voldemor en la película de Harry Potter formando los Horrocruxes, solo que nosotros lo hacemos en forma conciente e inconciente. Solo recuerda en tu historia, cuantas veces has escuchado a ti mismo decir, me duele en el alma, una parte de mi alma se ha quedado ahí, te doy mi alma, estaremos juntos siempre, simples recordatorios de eso que hacemos, nos fragmentamos y lo vamos haciendo simplemente debido a que nosotros mismos hacemos esos apegos, de ello se desprende que en algún momento, hay que ir retomando esas partes del alma que fuimos dejando en uno y otro sitio.

Dice Buda que los apegos son los venenos del alma, lo que no nos dejá llegar a ese estado de la Iluminación, y el maestro Jesús decía que si en realidad lo amabamos, entonces «Dejaran las cosas y lo siguiera» y luego explicó, «es mas fácil que un camello pase por el ojo de una aguja que un rico entre al cielo.» Pero el maestro no decía sobre el Tener en la vida, o la abundancia de la vida, en algún otro pasaje lo dijo, «Ver las flores del campo, las aves del cielo que el padre las dota de lo que necesitan» Es así la abundancia, el maestro hablaba sobre lo que es el desapego de las cosas por eso, «el rico» el que tiene mas cosas materiales, el que les tiene mayor apego es mas complicado que entre al cielo, porque está atado a ellas y si es así entonces, sigue su alma atada a ellas y no puede evolucionar.

Dice mi Santo Patrón, San Francisco de Asís, «Dándo es como recibimos, muriendo es como nacemos a la vida eterna» y eso es el desapego. Soltar, simplemente soltar. Y ¿Cómo soltamos? Una pregunta de un millón, ¿Cómo soltamos? Como abandonamos nuestra naturaleza humana? Dejando fluir la vida, creo que algo sobre lo que estoy haciendo maestría es sobre el desapaego, hace unos días una amiga me dijo esa palabra, y luego los maestros dijeron «Somos polvo de estrellas, Nada es para siempre.»

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: