EL INSTANTE SANTO, MINDFULLNES

Hola buen día, amanecí pensando sobre lo que significa el instante santo y lo que representa en nuestras vidas, lo anterior está basado en la enseñanza aprendida del curso de milagros.

Recientemente, este término se ha popularizado a través de una técnica que se llama «Mindfulness» y que literalmente se puede traducir como «mente vacía» pero que en realidad consiste en tener completamente presente tu atención en todo lo que tienes frente a ti en este momento. Esto es algo que parece muy simple de realizar y que seguramente tu y muchos otros podrán decir que ya lo están haciendo, finalmente, nos relacionamos con este mundo a través de nuestros sentidos, sin embargo, casi te aseguro que no es así. Es una realidad que nos relacionamos con el mundo a través de nuestros sentidos, pero claro estoy que pocas veces estamos presentes en lo que estamos haciendo, tal vez, ahora mismo, sea un momento en el que estás leyendo esto pero no estás presente, porque tu mente está en algún otro lado y que decir del resto de tus sentimientos. Vivimos en una época y en un mundo en el que se destina a que nuestros sentidos estén dispersos y no siempre en la misma dirección, finalmente, es parte del despertar, y eso significa entonces que «alguien» o «algo» no nos quiere presentes en nosotros ni despiertos. Sin embargo, esto no es algo que sea ajeno a nosotros y menos que no podamos hacerlo, ¿Me permites llevarte a un pequeño viaje de recuerdo? Recuerda por favor a un niño pequeño, para ser más preciso a un bebe de unos 6 meses, recuerda cómo son cuando descubren algo nuevo, ¿Recuerdas los ojos de ese bebé? ¿Recuerdas los gestos que tiene? Ahora brinca cuando el bebé está comiendo su papilla, ¿Puedes ver la cara de felicidad que tiene? ¿La forma en la que se emociona tocando con sus manos el puré? ¿Cómo ríe cuando hace un batidillo? Imagina por un solo instante, sus ojos solo tienen delante de si la papilla, sus manos disfrutan como la van tocando y su piel, se siente completa al momento que siente esa textura sobre las manos y su cara. Seguramente sabes que los bebés tienen el olfato desarrollado, entonces, imagina su naricita en cuanto empieza a percibir tan de cerca el olor de la verdura o cereal del cual le están dando la papilla, y obvio, el sabor. Eso mi amig@ es mindfulness.

Mas sin embargo, ¿Qué es lo que pasa conforme vamos creciendo? Lo vamos olvidando poco a poco, hasta que finalmente, con el paso de los años, perdemos la capacidad para maravillarnos, normalizamos todo lo que nos pasa como parte de una cotidianidad y luego, finalmente nada nos asombra. Estamos tan acostumbrados a estar dispersos en nuestras mentes que poco prestamos atención a las cosas que están a nuestro alrededor y se nos hacen tan cotidianas, tan simples, tan sin chiste, tan sin relevancia y finalmente nos metemos en una espiral profunda de depresión, de desesperanza y de desaburrimiento. Y eso mi herman@ es finalmente también lo que hacemos en las relaciones, las convertimos en cotidanas, en aburridas, y muchas veces ni siquiera las valoramos porque no las difrutamos en forma consciente. El curso de milagros dice que eso se llama una relación especial, es decir, empezar una relación con una persona pensando que esa relación me va a llenar los huecos y vacios que tengo, es decir, empiezo una relación basado en las carencias que tengo, o como dice el curso, en base a las estructuras del «ego», y pronto nos damos cuenta que esa relación no cumple la función para la que nació, y entonces busco otra, y otra y entró en una espiral de búsqueda, y claro, jamás voy a encontrar en los otros lo que no tengo dentro de mi. La respuesta, que el mismo curso da, «Convierte una relación especial, en una relación santa».

Y podrás preguntar, ¿Cómo hago eso? La respuesta es simple, pide apoyo al espíritu Santo, a esa fuerza que todo lo une, a esa fuerza que es la fuerza de Dios, el hilo que hace que todo el Universo sea lo que es, y simplemente;

1.- Empieza la relación sin ver solamente a esa persona o situación como un cuerpo físico.

2.- Empieza la relación sin la necesidad de tener que hacer que esa persona «pagué» por los errores que las personas anteriores tuvieron.

3.- Entra a la relación desde el «espirítu» y no desde el «ego». Y eso significa, convierte la relación en el instante santo.

El instante santo es aquel en el que cuando estás con la persona, la disfrutes por lo que ella es, permítete abrir los 5 sentidos al momento que comparten, y eso no significa que te hundas en un momento de satisfacción carnal únicamente, significa que el momento en el que estás con esa persona, ya sea platicando con ella, tomando un café, apoyándola en un problema o haciendo el amor, estés completamente perfecta ahí en ese momento para ella y para ti. Disfruta a la persona, físicamente a través de los 5 sentidos. ¿Te has percatado como ven los adolescentes a sus novios o novias? Literalmente parece que se los quieren comer con la mirada, están totalmente presentes en el momento, porque en un solo instante saben como se ve su pareja, estoy seguro que todos y cada uno de los que estamos leyendo esto tenemos esa vivencia, sabemos los gestos mas mínimos de una persona especial, sabemos como rie, como se sonroja, eso significa estar completamente presente en la vista, y mas aún, también estoy seguro que puedes recordar el olor de la persona, su perfume, incluso la forma de su sudor. Y que me puedes decir cuando tocas su mano, la ropa, y lo que el ambiente donde se encuentran puede traer. Eso mi amigo, es lo que significa estar presente, eso es lo que significa hacer del momento, el momento santo.

Momento santo no significa que lo hagas como un ritual, ni tampoco, mucho menos, que tengamos que sacralizar algo, simplemente, lo que vivas, vívelo como especial. Y cuando entramos en él, necesariamente estamos entrando sin el ego, porque el Ego siempre vive en el pasado, juzgando, creando nuestros miedos que nos dicen que no estemos disfrutando el momento porque antes nos lastimaron, nos dice que no vivamos en el presente sino en el futuro esperando aquello que pueda pasar. Y entonces, el momento pierde lo que es especial y se convierte en uno mas de muchos otros, y la relación deja de ser una relación santa y se convierte en una relación especial, la cual mi estimado lector, está destinado a ser juzgada bajo las leyes del Ego y finalmente con el tiempo a caducar.

Hay claves muy importantes que el curso de Milagros sugiere para que una relación pueda ser convertida en una «relación santa.»

1.- Exprésate y comparte.

2.- Agradece.

3.- Ten un objetivo con ella.

4.- Pídele al espíritu Santo que esté en ella.

Te dejo una tarea para el día de hoy, ¿Te parece?

Convierte solo una relación especial en una relación Santa por el día de hoy y ya que estás en eso, solo por el día de hoy, ten un solo instante santo, en cualquier cosa que hagas.

Hasta la próxima.

Juan Fco.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: